COMPATIBILIDAD ARIES

Compatibilidad Aries

Aries y Aries

La presencia de Marte en Aries durante el comienzo del 2017 potenciará la capacidad de trabajo en equipo entre los nativos de este signo y su fuerza les ayudará a apoyarse entre ellos. También los conduciría a conquistar terrenos en el ámbito laboral, lo cual dará como resultado interesantes beneficios a nivel  económico. Esto beneficiará en todo aquello que tenga que ver con organización de actividades que requieran concentración, establecimientos de nuevas sociedades y proyectos de gran  envergadura.

La fuerza que les darán Marte y otros planetas en el terreno laboral, será más positiva que en lo referido a las relaciones amorosas. Por tanto el exceso de fuego en signo favorecería las desavenencias y disputas entre socios, familiares y especialmente cuando esta pareja no sea capaz de ponerse en el lugar del otro y comprender su postura.

Aries y Tauro

Estos dos signos comparten valores como la ética, trabajo duro y constancia. Este año sus esfuerzos laborales serán exitosos. La presencia de Plutón en Sagitario los ayudará a establecer vínculos y firmar proyectos interesantes. Aries deberá respetar los tiempos de Tauro aunque deberá  evitar sobrecargarlo de  responsabilidades o lo colapsará. La pareja Aries con Tauro pasará este año por varios períodos trascendentes para su consolidación o su ruptura dependiendo cómo afronten las crisis. Ambos tendrán que saber distinguir los puntos que los unen y las diferencias que no puedan solventar. Si Aries no le exige a Tauro cosas imposibles, el fiel Tauro lo seguirá donde vaya. Las relaciones familiares de Aries y tauro se verán fortalecidas a partir de julio.

Aries y Géminis

Durante casi todo el 2017 la influencia de Urano en Acuario pondrá a Géminis en la tesitura de elegir la aventura o una vida más sosegada y tranquila. Esto se reflejará en su relación con Aries, que será un compañero ideal para asociarse en busca de nuevas empresas a nivel económico. La audacia de Géminis hará que Aries brille sobre cada situación, mientras que Géminis manejará sutilmente los hilos desde un segundo plano. A nivel amoroso, la pareja Aries con Géminis se llevará de maravilla pues juntos planearán aventuras y viajes llenos de romance, amor y, como no, pasión. En el ámbito laboral Aries tendrá que contenerse y agudizar su astucia para evitar que Géminis ocupe supuesto y lo desbanque.

Aries y Cáncer

Este año Aries se sorprenderá ante actitudes poco predecibles de su pareja Cáncer. La posición de Saturno en la casa de Cáncer provocarán cambios en el mismo que lo harán irreconocible para su amado. Cáncer saldrá de su estancamiento y mostrará al asombrado Aries todo lo que es capaz de hacer. Su encanto y sensualidad seducirá al ardiente Aries y le dará momentos inolvidables. Los cáncer también serán buenos compañeros a nivel laboral ya que cuidarán de su economía y evitarán que Aries invierta mal. Durante la primera mitad del año, la posición retrógrada de Júpiter hará que Cáncer reclame a Aries mayor atención y cariño.

Aries y Leo

La mayor parte del año Júpiter desde Virgo obligará a las parejas fuego con fuego a controlar sus impulsos y planificar cada paso que den. Aries increpará en muchas ocasiones a Leo tratando que siga su frenético ritmo. A Leo, por su parte, no le apasionará demasiado seguir a Aries y ambos  pueden entrar en un bucle de disputas que  podrían perjudicarlos en un futuro. En el terreno amoroso la pareja Aries con Leo será una pareja que competirá y que no se animará a dar su brazo a torcer ante el otro a la hora de  mostrar sus sentimientos. Si se sinceran de corazón formarán un vínculo indisoluble que perdurar toda la vida.

Aries y Virgo

La influencia de Júpiter favorecerá este año a los nacidos bajo el signo de Virgo, que podrán relacionarse con fluidez incluso con signos tan opuestos en carácter como Aries. Contrariamente a lo habitual, este año será Virgo el que prácticamente lleve a los Aries de cabeza, obligándolos a cumplir sus caprichos. El motivo de esto será por la lucidez de Virgo y su claridad de juicio que convencerá a Aries de que la mejor opción es la propuesta por Virgo. En el plano sexual y sentimental en cambio, Aries llevará la delantera y compartirá con su pareja sus más increíbles fantasías . En el ámbito laboral esta pareja tendrá oportunidad de iniciar empresas con éxito.

Aries y Libra

Hay demasiados planetas en signos de agua durante este año que llevarán por la calle de la amargura a los sensibles Libra que se mostrarán hiperemotivos e indecisos. Esta actitud puede poner muy nervioso al decidido Aries y puede acarrear más de un conflicto tanto en el ámbito laboral como familiar y de amoroso. La rigidez e intolerancia de Aries puede llevar a  que Libra se vaya sin dar explicaciones. Si Aries llega a comprender que Libra es de una sensibilidad extrema y  en vez de agobiarlo se aventura a protegerlo, se sorprenderá delo que Libra es capaz de ofrecerle. Su pareja Libra lo pondrá en un pedestal y lo hará el centro de su mundo.

 A nivel laboral, Libra aportará a Aries ideas interesantes para poner en práctica.

Aries y Escorpio

Una pareja explosiva y brillante ya que ambos aportarán sus múltiples talentos y su perspicacia para lograr objetivos comunes.  Aries deberá dejar algunas decisiones  y delegar en Escorpio cuando haya que arriesgarse en una nueva empresa ya que la intuición de Escorpio le evitará caer en equivocaciones. El amor entre ambos signos se caracterizará por su sinceridad y nobleza.  A mediados de año cosecharán los frutos del trabajo mutuo.

Aries y Sagitario

Plutón en Sagitario hará que busque e indague por nuevos caminos. Por ese motivo, esta pareja no dudará en lanzarse en busca de aventuras llenas de entrega y pasión sorteando los obstáculos que encuentren en el camino. Como los dos tienen un  temperamento explosivo, es posible que surjan conflictos, que pasarán pronto ya ninguno es rencoroso. Harán una pareja ideal llena de momentos de ternura y entrega.

Aries y Capricornio

Esta preciosa pareja alcanzará con facilidad sus objetivos a nivel económico ya que ambos son ambiciosos y tenaces. El orden y método que imprime Capricornio a todos sus emprendimientos hará que Aries confíe en él parte de la responsabilidad que tienen que ver con firma de contratos y  temas  legales. Esta pareja se consolidará día a día tras una época en la que no se han entendido demasiado. Aries deberá esforzarse por no avivar conflictos con la familia de su pareja ya que la importancia que dan los Capricornio a las relaciones familiares puede hacer daño a Capricornio. La empatía hacia terceras personas será la clave de la felicidad entre ambos.

Aries y Acuario

En este 2017 los Acuarios estáran aún más liberales y eso hará que Aries se replantee muchas cosas. Aries se puede poner posesivo y Acuario puede sentir que le corta las alas,sin embargo, si dialogan y llegan a acuerdos para salvar la diferencia que los separa, podrán disfrutarse mutuamente y caminar juntos de la mano. Acuario le da  a Aries ese poquito de locura necesaria para huir de sus aspectos más rígidos. A su vez, Aries  dará a Acuario la contención que requiere  y lo protegerá de un medio que a veces le hace daño. Las parejas Aries con Acuario pasarán por situaciones límite y tendrán que tomar decisiones importantes para su futuro en común. La clave estará en la confianza que depositen el uno en el otro.

Aries y Piscis

Este año Piscis tiene suficientes planetas aspectados a su favor como para mejorar sus  relaciones con todos los signos, especialmente con los de fuego, con los que suele tener importantes diferencias. Aries tendrá que mostrarse cercano y cariñoso para intentar no hacer daño a Piscis. Las asociaciones de tipo comercial irán sobre ruedas si Aries tiene encuenta el carácter tranquilo  de Piscis en vez de atropellarlo. Las frases y comentarios  hirientes tendrán borrarse del vocabulario Aries si quiere lograr un buen vínculo con Piscis. En el terreno amoroso Piscis seguirá a su compañero mostrándole su cariño  y dándole toda su ternura. En el terreno sexual lograrán un buen entendimiento y el fogoso Aries será para Piscis un amante ideal.